Límites.

El domingo corro la Farinato Race. Es una de esas carreras de obstáculos, barro y sufrimiento. Me lió una amiga (que hace crossfit y es una máquina) porque se corre por equipos y se les había caído un miembro.

La razón por la que acepté, sabiendo que lo voy a pasar fatal entre tanto barro y dolor, es porque cada vez más, disfruto viendo saltar mis límites por los aires. Ayer quedé con la chica en cuestión para entrenar subir la cuerda. La última vez que lo intenté, después de la oposición, me quedé colgado como un salchichón. Y lo tenía atravesado, moralmente, me intimidaba. Bueno, pues ayer llegué, y sin técnica ni nada, subí la maldita cuerda sin ayudarme con los pies. Y fue un subidón de esos que te dan ganas de aullar y golpearte el pecho como si fueras un puto gorila.

Tengo 37 años. Noto que cada vez me cuesta más recuperarme cuando hago el animal, o cuando me lesiono. Pero también sé que estoy mejor que nunca, que voy a seguir mejorando, y que me queda mucho antes de decir que ya he tenido suficiente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Límites.

  1. Imperator dijo:

    Es exactamente mi sensación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s