Estoy hasta la punta de la polla

De un tiempo a esta parte, oigo cada vez más y más veces la mierda de país en la que vivímos. Este post concretamente viene porque he leído por enésima vez algo chungo de cómo Madrid se colapsaba con la nieve. En una persona que además se supone que es inteligente. Claro, mola mucho echar pestes, y no pensar, en por ejemplo, el dinero que hace falta para preparar una ciudad del tamaño de Madrid para una contingencia que de ocurrir, pasa una vez al año. Pero claro, gastemos millones de euros en acondicionar Madrid para las nevadas. Espera, ¿por qué quedarnos en las nevadas? Acondicionemos la ciudad con medidas anti huracán. O terremoto. En Japón, que son avanzadísimos, lo hacen, así que ¿por qué nosotros no?

O lo poco educados que somos, lo babuchero que es el personal empresarial, lo mala que es la tele, lo caro que es el ADSL, lo mal que conducimos, nuestros políticos de mierda…

Parece que todo es mejor en otra parte. Pues yo creo que NO. Que sí, que algunas cosas serán mejores en otros países. Quizá muchas. Pero, definitivamente, no todo. Y que es un clarísimo caso de “la hierba es más verde del otro lado de la cerca”. Que la gente que solo habla del país para echar pestes, y de como viviendo en cualquier otro lado estaría mejor, no tiene en cuenta millones de pequeñas cosas que hacen que vivir en este país de mierda, sea en realidad, no tan malo como parece. Pero claro, eso es ruido de fondo. Siempre mola más criticar, hacer leña y decir lo de mierda que es todo. Y, a veces, es muy cansino oirlo.

Cuando vivía en Irlanda, la gente no entendía porque en este país no puedes sentirte patriota. No entendían como una cosa, que en cualquier otro sitio del mundo es algo positivo (y no me estoy refiriendo a extremismos) estaba tan cargado de mierda aquí. Bueno, pues yo me siento patriota. Me gusta este país, no hasta el extremo de pensar que todo es de puta madre aquí. Pero sí lo suficiente como para pensar que no todo es una mierda.

Coño ya.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Estoy hasta la punta de la polla

  1. Imperator dijo:

    Hum.

    ¿Qué es mejor aquí que en otros sitios?

    Y esto lo dice alguien que es feliz en casi todas partes.

  2. A ver, yo amo este país. Pero como dice Reverte, “Luego entendí como se puede ser muy crítico con algo que amas y que te decepciona profundamente”

  3. athair dijo:

    Capi, se puede ser crítico. Lo que no se debería ser es demagógico, y centrarte unicamente en la mierda. Y sí, este país duele, pero pensar que no hay mierda a paladas en el resto del mundo, me parece estúpido supino.

  4. Muy cierto. He pensado así muchas veces… Y normalmente, a más queja, menos autocrítica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s