Ondas.

Voy a intentar hacer un símil. No sé si me saldrá muy bien, porque debería tratar de ordenar mis pensamientos más antes de ponerme a escribir. Pero es que si lo hago acabaré por no darle a la tecla, y me hace falta. ¿Por qué tantas explicaciones? No te las estoy dando a ti. Las pongo ahí para mí, para cuando relea esto.
La vida es como una onda. Tiene picos y tiene valles, y supongo que cuanto mejor la gestiones, menos abrupta será la diferencia entre unos y otros. Esto, evidentemente, es una simplificación, pero me sirve para trabajar un poco.
En este momento me encuentro en una bajada. Es solamente en un aspecto de mi vida, pero es uno crucial, y afecta a todo lo demás, por lo que la simplificación de la que hablaba antes hace que ponga este momento en la parte de bajada de la gráfica. El caso es que esta mañana he visto tres casos de gente discutiendo, de mal rollo. Y me ha dado por pensar “mira parece que no eres el único, que la cosa es contagiosa. Que es temporada”. Luego, recapitulando sobre el tema, me he dado cuenta de que eso es una chorrada. Que no es temporada de nada. Que simplemente me fijo más, le doy más importancia porque estoy más sensible.
Así que he decidido hacer caso de D. Actúa como si te encontraras bien. En mi caso, no porque vaya a mejorar la situación, sino para no empeorarla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s