Soy un hombre con suerte

Hace ahora un año y diez días nació Diego. Es difícil explicar la mucho que me reblandece cada vez que le oigo reírse, o le veo sonreír y le oigo gorjear. Empezó en este mundo con bastantes dificultades, pero creo que es un niño valiente, y las supera bien. Tengo un niño precioso. Eso me hace un hombre afortunado.

Hace siete años que tengo una relación con Diana. Es la mujer más maravillosa del mundo, y aunque a veces lo nuestro ha sido tormentoso y difícil, cada día es mejor, y cada día la quiero más, por lo mucho que me llena, por lo que me hace reír  por lo que aprendo con y de ella. Esto me hace un hombre afortunado.

Hace unos meses empecé a hacer Jiu Jitsu brasileño. Empecé para ponerme en forma, y por el camino he descubierto un arte marcial que me ha absorbido. Me duele todo constantemente, y tengo la sensación continua de no saber nada de nada. Y sin embargo me ha dado auto disciplina, constancia y fuerza de voluntad. Estoy en mejor forma física de lo que he estado en años, si no en toda mi vida. Esto me hace un hombre afortunado.

Hay más cosas. Tengo unos amigos que valen su peso en oro, una familia que me quiere y me apoya, un buen trabajo que me permite vivir cómodamente y a veces me deja hacer cosas maravillosas por los demás. Tengo una casa que me cubre, y una moto que me emociona cada vez que acelero. Soy un hombre afortunado.

Un hombre tiene que saber contar sus bendiciones. Y yo estoy cubierto de ellas. Que suerte tengo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s