Como alguien dijo no hace mucho…

…escribir en un blog cuando todo va asquerosamente bien suele resultar difícil. A mí, desde luego. Pero como escribir únicamente para soltar bilis es una mala manera de escribir, breve post para contaros lo de puta madre que me va:

-El trabajo, de momento, es aún mejor de lo que esperaba. Voy a trabajar con ganas de ir, lo que es algo que solo me ha pasado una vez en la vida. Estoy aprendiendo muchísimo, sobre el trabajo y sobre mí mismo, y aunque sé que probablemente la curva de entusiasmo se modere conforme vaya pasando el tiempo, creo que apostarlo todo por esto ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Si no escribo más, y cuento las mil batallas que me han ocurrido es porque no me parece apropiado hacerlo en un sitio tan público, y porque uno nunca sabe quien lee. Quizá un día lo haga en un sitio privado, o con acceso reducido.

-Me encuentro bastante bien físicamente, que teniendo en cuenta que he arrastrado un par de lesiones, y luego un par de infecciones de garganta chungas, es una novedad. He empezado otra vez a hacer ejercicio más o menos regularmente, que después de un par de meses ya me iba haciendo falta.

– Tengo una casa preciosa, en la que me encuentro absolutamente a gusto.  Amueblamos por fin el salón, que se ha convertido en un sito asquerosamente cómodo para estar; una persona viene a limpiar una vez por semana, por lo que las tareas de la casa son bastante menos pesadas (aunque aún tenga que mejorar todavía con la gestión de tareas)

– Mis relaciones sociales están en un momento muy bueno; veo con cierta frecuencia a amigotes a los que no veía hace tiempo, aunque hay otros a los que me gustaría ver más. El puntito negativo es que los titos, a los que he llegado a coger muchísimo cariño, se van por lo menos un año a Alemania. Es una oportunidad de puta madre para ellos y me alegro, pero les voy a echar mucho de menos. Ya me ha pasado antes, que algún buen amigo se va lejos, y me pone un poco triste.

Por otro lado he conocido gente muy interesante, y tiene pinta de que vaya a conocer aún más.

Las relaciones familiares van bien; parece que más o menos mi familia acepta que sea la oveja negra, supongo que porque me ven feliz. Veo con cierta frecuencia a mi padre, que tiene pinta de estar bastante feliz, y eso me alegra muchísimo, porque me tiré bastantes años viéndole más bien poquito.

– Me he reencontrado con  lado gamer, y le estoy sacando mucho jugo a mi consola, hasta el punto de tener anticipación por juegos que aún no han salido, cosa que no me pasaba hace años.

– Y lo más importante, mi vida con Rapun es cada vez mejor. Es mi mejor amiga, me río y aprendo  muchísimo con ella,  y tengo una compliciadad y una confianza con ella como no me había pasado antes con nadie. Me hace realmente feliz, y cuanto más contenta está ella, aún mejor me siento yo.

Así que, redondeando, la vida me trata bien. Que gusto da poder escribir cosas como esa de vez en cuando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Como alguien dijo no hace mucho…

  1. Rapunzell dijo:

    :*****
    Yo también me siento muy bien en casa, y sobre todo contigo. Hace mucho que no conozco a gente interesante (nueva) pero es que no se puede estar en misa y repicando 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s