Dos minutos

Esa es la cantidad de tiempo estándar cuando trabajas en lo mío. No importa si es para ir a tomar un café a un bar, o para pintar la Capilla Sixtina.

Cuando empecé a trabajar para Tony Roma’s en Madrid, nada más volver de Irlanda, nos dieron algo de formación. Cómo se nota que son americanos. Olvidé o ya sabía muchas de las cosas que me contaban. No en vano me había tirado trabajando en Dublín de camarero una buena temporada, con uno de los mejore managers que se puedan pedir.

Pero un experimento interesante que hicimos fue el de cómo nos damos cuenta del transcurso del tiempo. El formador se puso con un cronómetro a medir dos minutos, y cada uno teníamos que decir cuando creíamos que había pasado ese tiempo, sin contar en nuestra cabeza los segundos. Por que cuando estás esperando, no sueles hacer eso. Los resultados eran realmente curiosos. Yo levanté la mano el primero, cuando había pasado un minuto y poco.

Nunca son dos minutos. Y suele joder que te digan tal cosa porque sabes que no es así. A veces, porque empíricamente te has tirado al lado del puto coche quince jodidos minutos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dos minutos

  1. Rapunzell dijo:

    Hay posiciones ventajosas dedsde las que se aprecian muy bien los detalles que explican por qué funcionamos como funcionamos, y tú estás en una de ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s