Por qué un blog

Cuando era adolescente escribía, en un cuaderno, un diario. Lo llevaba intermitentemente, y cuando tuve acceso a un ordenador de manera más o menos regular, empecé a escribirlo usando Word Perfect. Aún tengo por ahí alguno, creo, bastante patético en su mayoría, pienso al releerlo. Pero interesante también, porque me muestra de dónde vengo, por lo que he pasado.

Cuando empezó la moda de los blogs yo empecé uno. Echaba de menos escribir. Pero un blog no es exactamente un diario, a no ser que lo hagas completamente privado, así que no acaba de llenarme esa faceta que necesito. ¿Por qué seguir con ello? Porque hay gente que te lee, y tú lees, y eso forma un vínculo de alguna clase. Más cercano, o más lejano. Te permite conocer y estar al día de lo que le ocurre a gente a al que de otra forma probablemente no verías más que de año en año. Hay gente que lee multitud de blogs de desconocidos. Yo no. Casi no leo blogs de gente que no conozco o que no me importa. Leo para saber como les va a esos que sí, para asomarme a ese balcón de lo que son y quieren mostrar.

Y me gusta así.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s